Spiderman, la historia: parte 1

Empezamos en el cuarto de Peter, donde este se despierta gracias a una alarma de la policía. Resulta que el malvado Kingpin (Wilson Fisk), está causando caos por toda la ciudad con sus sicarios. Por supuesto, Spiderman aparece al instante, pero antes de cargarnos a Fisk debemos aprender a controlar al héroe en el mejor tutorial que he probado. Lo primero es aprender a balancearse con las redes (lógico, no vas a ir en metro, ¿no?), luego ya nos dirán que debemos ir a Times Square. Cuando llegamos, unos sicarios están acribillando a unos polis, pero nosotros les quitamos sus armas limpiamente, y luego a pegarse. ¡Hay que aprender a zurrar, Willie! Y, tras aprender, si no somos muy noobs nos los cargamos a todos y luego vemos explotar algo por ahí, así que vamos a comprobar qué es. Es la torre Fisk (la torre del malo), en la que entramos rompiendo una ventana y vamos a por unos tíos muy pesados que podrían dar a algunos de vosotros problemas (a mí no XD). Y luego subimos de piso y llega el día mundial de los lanzacohetes, tras haber parado una eliminación de pruebas. Si ganas a los bazookeeros, tendrás el placer de luchar contra unos traicioneros polis, que por suerte son la última línea de defensa de Fisk. Pero, al llegar al despacho del gordo ese, le vemos así de preocupado…

Bueno, el caso es que el elefante este se levanta, se saca un campo de fuerza de la nada, y de las columnas salen unas torretas que se montan un pícnic con Fanta y todo y… No, que es broma. Si queréis saber lo que pasa (nadie se lo espera) no se olviden de comentar o algo así, que parece que nadie ve la página. Porfa, sean ustedes majos y comenten.

Un comentario de “Spiderman, la historia: parte 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.